viernes, 6 de febrero de 2009

Internet y Educación - Su efectividad pedagógica

En algunos países existe ya una cierta tradición en la incorporación de Internet a la educación. Cabe preguntarse entonces si el uso de esta herramienta ha contribuido a mejorar la calidad de los resultados del aprendizaje y a su vez, en qué condiciones esta incorporación se hace más efectiva.

En primer lugar hay que considerar que el éxito en el uso de un recurso depende más del cómo y para qué se lo utiliza que de la naturaleza del recurso en sí mismo. Se ha podido observar un uso inadecuado de herramientas excelentes que llevaron a pobres resultados, así como obtener grandes logros de recursos más modestos.

Se analizará la efectividad pedagógica de Internet según diferentes perspectivas:

Según el rol del docente:

Es un hecho que no todos los profesores acceden a Internet o consideran necesaria o efectiva su utilización pedagógica. Otros sólo lo utilizan para buscar materiales didácticos o propuestas curriculares.

Se han instalado también concepciones erróneas acerca de los cambios que Internet puede traer: ahorrar trabajo, sustituir el papel del docente, cuando lo cierto es que la utilización de Internet da más trabajo y requiere de la presencia de profesores cada vez más capacitados.

Por un lado el uso de Internet puede ayudar al docente a reducir su sensación de aislamiento, al posibilitar el contacto e intercambio con otros colegas. Por otro lado, la Red es un medio cambiante, anárquico, sobresaturado de información por lo que plantea la necesidad de una guía efectiva para no “naufragar” en su uso. Es necesario un trabajo de búsqueda y sistematización de los recursos que ofrece.

Los estudios realizados muestran cómo el papel del docente se ve afectado y requiere de nuevas condiciones. En este cambio del rol del profesor se pueden apreciar diferentes actitudes frente a Internet (así como en su momento ocurrió con el uso de la PC).

Isabel Borrás señala seis tipos de actitudes por parte de los profesores en relación con el uso de Internet en sus prácticas pedagógicas:

1. Profesores que renuncian a cualquier tipo de acceso.
2. Acceso restringido limitado a materiales muy selectos.
3. Acceso a bases de datos, y otras fuentes documentales, para desarrollar la capacidad de investigación.
4. Participación externa por medio de "newsgroups", listas de distribución, etc. para familiarizar a los estudiantes con auténticas comunidades virtuales de profesionales.
5. Participación activa a través de comunidades (foros, listas de correo) con el propósito de convertir a los estudiantes en buenos "netizens" (usuarios de la red).
6. Participación en proyectos independientes o en colaboración con otros grupos, para contribuir al corpus de conocimientos accesibles en la WWW. (Elaboración propia de recursos en la red a través de WWW).

Según las estrategias necesarias:

1. Proveerse de una guía efectiva de los recursos que se van a utilizar.
2. Procurar un ajuste real de los contenidos a las necesidades de los alumnos, en cuanto a temas, dificultad, lenguaje.
3. Realizar prácticas a través de tareas significativas en relación con los objetivos de aprendizaje propuestos.
4. Favorecer el trabajo en grupo colaborativo.
5. Favorecer la creación de entornos activos y participativos de aprendizaje entre profesor y alumnos.

En correspondencia con las estrategias a utilizar en el uso de Internet se determinaron cuáles son las características de los buenos materiales multimedia y documentos web:

1. Que tengan una estructura sencilla y de fácil navegación.
2. Que cuenten con contenidos originales.
3. Que tengan sentido de finalidad de los proyectos requeridos.
4. Que ofrezcan variedad de oportunidades de actividades colaborativas.
5. Colaboración de profesores y de alumnos en el desarrollo de documentos educativos WWW.

Webibliografía:
Aprendizaje con la Internet – Isabel Borrás – Universidad de San Diego - EEUU
http://www.tierradenadie.de/seminario/aprendizaje.htm

Internet y Educación – Miguel Zapata Ros
http://www.unrc.edu.ar/publicar/cde/2h2.html