lunes, 19 de enero de 2009

Evaluación de videos educativos

Aspectos a considerar en la evaluación de videos didácticos

El guión de los videos didácticos está elaborado con una clara intencionalidad instructiva, tiene unos objetivos educativos perfectamente definidos y el desarrollo de los contenidos, seleccionados y organizados en función de sus destinatarios y de la tipología del video, se realiza de manera progresiva y sistemática.

Además, y especialmente si es un video tipo lección, contempla el uso de abundantes recursos didácticos (organizadores previos, resúmenes, preguntas, esquemas, ejemplos...), mediante los cuales despierta y mantiene el interés de los estudiantes y facilita la comprensión de los contenidos.

Las imágenes, música y explicaciones verbales, así como el ritmo de las secuencias y la composición audiovisual, también son meticulosamente seleccionadas.

Por ello, al evaluar estos materiales se tendrán en cuenta múltiples aspectos técnicos, expresivos, estéticos, pedagógicos y funcionales, considerando en todo momento que se trata de un producto audiovisual de tipo secuencial (los videos interactivos los podemos incluir en la categoría de productos interactivos multimedia).

Además se valorará positivamente la existencia de una guía didáctica que presente el material, facilite ideas para su utilización y proponga ejercicios complementarios.

En la evaluación de los videos de carácter didáctico, podemos distinguir los siguientes aspectos:

- Aspectos técnicos y expresivos:

o imágenes, textos, gráficos y animaciones
o banda sonora
o contenidos
o estructura del programa y planteamiento
- Aspectos pedagógicos:
o objetivos y contenido (el tema)
o adecuación a la audiencia
o planteamiento didáctico
o guía didáctica
- Aspectos funcionales

Aspectos funcionales (funcionalidad curricular)

- La utilidad, eficacia
El programa cumple sus funciones, facilita el logro de sus objetivos.
El interés principal del programa radica en el tema que trata.
El interés del programa radica en el tratamiento que realiza del tema.
Proporciona ventajas respecto al uso de otros medios.
La aplicación del material es pertinente en muchas situaciones. Resulta fácil su integración curricular.

- Relevancia de los objetivos
Los objetivos están claramente descritos, son concretos.
Los objetivos son evaluables.
Los objetivos se corresponden con objetivos curriculares.

- La guía didáctica
Tiene una presentación agradable y sus textos son legibles y adecuados a los destinatarios.
Resulta fácil de consultar, clara y útil.
Contiene sugerencias de trabajos diversos y adecuados a los alumnos a realizar antes y después del visionado (con materiales complementarios).
Incluye indicaciones para su integración curricular, sugerencias didácticas y ejemplos de uso.

- Aspectos técnicos, estéticos y expresivos

- Las imágenes
Tienen una calidad técnica adecuada: enfoque, encuadre, estabilidad, color, luminosidad, contraste, ausencia de "ruido".
En cada momento se emplea el plano más conveniente a la información que se quiere transmitir. No se abusa de los planos lejanos, poco recomendables en video, por su baja definición.
La composición (distribución de los elementos dentro del encuadre) es adecuada. Hay variedad de encuadres y en cada momento se potencian sus elementos.

- Los textos, los gráficos y las animaciones
Los gráficos y las animaciones tienen calidad técnica y estética.
Los textos resultan fácilmente legibles (medida y color adecuados) y están bien distribuidos en las pantallas y no son excesivos.
Los gráficos, los textos y las animaciones contribuyen a clarificar el mensaje que quiere transmitir el video.

- La banda sonora
La banda sonora tiene calidad formal, es clara, nítida (sin ruidos parásitos), comprensible.
Se aprovechan todos los recursos sonoros que pueden enriquecer el tema: música, canciones, efectos sonoros, voces.
La proporción de uso de la palabra es adecuada al tema y no resulta excesivamente discursiva ni densa.
Hay un leit-motiv, una música básica, que confiere unidad al programa y una personalidad específica (al principio, al final).
Las músicas no son demasiado conocidas y por tanto están libres de connotaciones (en algún caso puede ser conveniente hacer uso de estas connotaciones).

- Los contenidos
Se presentan de forma organizada, bien estructurada y clara. No resultan excesivamente dispersos.
La cantidad de información que trata es suficiente (ni demasiada ni poca).
El ritmo de presentación de los contenidos es adecuado al tema (ni con demasiada rapidez ni excesivamente lento). Las ideas se desarrollan gradualmente, con claridad y se reiteran los principales conceptos.
Los contenidos son actuales, tienen rigor científico, son fiables. No son tendenciosos ni discriminan por razones de sexo, raza o creencias.

- La estructura del programa y la secuenciación de las imágenes
El guión es claro y está bien estructurado. Desarrolla las ideas con claridad, bien sea mediante una estructura clásica (planteamiento - motivación, nudo - desarrollo y desenlace - recapitulación) o bien mediante una estructura más libre.
La secuenciación de las imágenes tiene un ritmo adecuado y genera una buena progresión en el desarrollo de los contenidos, facilitando la comprensión de las imágenes y de las ideas que se presentan.
Si es un programa motivador, su estructura es abierta, invita al espectador a colaborar en su interpretación.
La duración del programa (y de sus planos) es adecuada al tratamiento que se lleva a cabo del tema.

- El planteamiento audiovisual
El tema se presta a un tratamiento audiovisual (no es demasiado abstracto, la imagen y el sonido enriquecen el contenido).
El género y el estilo son adecuados al tema.
Se han respetado las leyes propias del género.
La presentación y el tratamiento del tema son originales.
Es un auténtico programa audiovisual, no un simple discurso verbal ilustrado con imágenes y con música de fondo.
Deja que las imágenes expliquen cosas. La palabra no describe lo que el espectador ya ve y puede comprender sin ayuda.
Las imágenes, además de una función denotativa o ilustrativa de la palabra, tienen una dimensión estética y una función connotativa; se aprovecha su capacidad de sugerir y de transmitir emociones.

- Aspectos pedagógicos

- Capacidad de motivación
Resulta motivador. Usa recursos motivadores adecuados a los destinatarios.

- Adecuación a la audiencia (contenidos)
La estructura y la secuencia del programa resultan adecuados a la población estudiantil a la que se dirige: a su capacidad perceptiva, comprensión, conocimientos previos.
Los contenidos están relacionados con contenidos curriculares del nivel al que va dirigido el programa y/o con los intereses de los estudiantes.
La estructura, profundidad y progresión de los contenidos son adecuados al nivel de comprensión y conocimientos previos de los alumnos a los cuales va dirigido.
Los gráficos y las imágenes resultan claras para los alumnos y representan de manera conveniente la realidad.
El vocabulario y la construcción de las frases resulta comprensible a los destinatarios (ni demasiado simple ni excesivamente complejo).

- El planteamiento didáctico.
Los estudiantes no se mantienen pasivos a lo largo de la sesión, el programa está diseñado para estimular su actividad (observación, asociaciones, memorización, conceptualización, razonamiento).
Propicia la relación significativa entre la nueva información y los conocimientos anteriores de los estudiantes.
No está planteado como una simple transmisión de información, promueve la comunicación y el trabajo posterior al visionado (discusiones, búsqueda de información, análisis de problemas)
Ayuda a descubrir las relaciones con otros temas, despierta nuevos intereses.
Conecta con la realidad de los alumnos, parte de sus intereses.
Utiliza elementos de alta eficacia didáctica: ejemplificación, repeticiones, resúmenes, presentación de dificultades que son fuente de errores, reglas que definen los conceptos, esquemas, gráficos.
Se utilizan organizadores previos y se realizan repeticiones y síntesis de los aspectos más importantes que se presentan.

La plantilla que se presenta para la evaluación de vídeos didácticos presenta tres espacios bien determinados:

- Identificación: la primera parte de la ficha recoge datos básicos para la identificación del vídeo: título, autores, temáticas, destinatarios, etc.
- Evaluación: presenta una tabla con determinados aspectos funcionales, técnicos y pedagógicos que deben evaluarse a partir de la consideración de una escala de valores.
- Observaciones y evaluación global: donde además de establecer una valoración global para el material se recogen determinadas observaciones complementarias que quiera hacer el evaluador.

Fuente:
Web del profesor Pere Marquès
(En el artículo original hay un link para bajar un modelo de ficha de evaluación)