jueves, 15 de octubre de 2009

GAIA - La Madre Tierra

A lo largo de la historia la humanidad ha gustado de creer en la existencia de alguna clase de ser superior que pueda intervenir para salvarnos de los males de este mundo. Pero a medida que los conocimientos científicos aumentaron mucha gente empezó a desear un protector menos sobrenatural.

Hace unos cuarenta años, un científico británico, llamado James Lovelock, propuso algo que cumplía estos requisitos. Lovelock dio un nombre a su nuevo concepto hipotético: lo llamó Gaia, por la antigua diosa de la tierra. Cuando publicó la hipótesis de Gaia, provoco un verdadero revuelo en el ámbito de la ciencia, sobre todo en aquellos científicos con una mente más lógica que repudiaban un concepto de carácter tan místico, lo que Lovelock afirmaba rayaba en la superstición. Todo esto los dejaba perplejos ya que Lovelock tenía fama de ser inconformista pero sus credenciales científicas eran muy sólidas y además tuvo la temeridad de presentar sus argumentos en forma de método científico ortodoxo

Según él, las pruebas demostraban que toda la biosfera del planeta tierra (o lo que es lo mismo, hasta el ultimo ser viviente que habita en nuestro planeta, desde las bacterias a los elefantes, las ballenas, las secoyas, tú y yo y todos) podía ser considerada como un único organismo, un super-ser-colectivo a escala planetaria en el que todas sus partes estaban casi tan relacionadas y eran tan independientes como las células de nuestro cuerpo.

Para leer el artículo completo:
GAIA La tierra es un ser vivo

Si todos estamos así vinculados, todos (aunque en diferente medida) somos parte responsable. Cabe preguntarse entonces: ¿qué voy a hacer yo?


Este artículo ha sido escrito con motivo del Blog Action Day 2009